25 AÑOS DE VIDA CONSAGRADA DE NUESTRAS HERMANAS ILEANA Y ROMINA | Sagrada Familia de Urgell
7500
post-template-default,single,single-post,postid-7500,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,qode_grid_1200,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive,mob-menu-slideout-over

25 AÑOS DE VIDA CONSAGRADA DE NUESTRAS HERMANAS ILEANA Y ROMINA

El pasado 8 de diciembre, con mucha alegría y gratitud como familia janeriana, celebramos el 25 Aniversario de Consagración religiosa de nuestras hermanas Ileana y Romina. Este momento festivo coincidió con la festividad de la Virgen, Inmaculada Concepción de María. En el caso de Paraguay también de Caacupé, fecha muy significativa para el pueblo paraguayo, por eso la música, la danza, el idioma y los ornamentos típicos embellecieron la celebración de Ileana. Durante la misma y después de algunos años, se entronizó la imagen de la Virgen en la capilla de la casa educativa. Pedimos a María, que como ella, conserve a Ileana fiel al llamado que le hizo el Señor, y que el lema que eligió “El Señor es mi Pastor” en guaraní: “Ñandejara che rerekua” sea el lema que la oriente para amar y servir al Señor siempre y en todo.

Por su parte, la hermana Romina Laudren, lo celebró en la comunidad de casa de formación de Morelia, México.  La celebración y acción de gracias comenzó el día previo por la tarde, con una oración dirigida en las vísperas de la festividad de la Inmaculada Concepción de María. Al día siguiente se reunieron las comunidades de Valle de Santiago y Tula de Allende para celebrar la Eucaristía, precedida por el P. Ramiro Aguilar, capellán de la comunidad, y fueron acompañadas también, por familiares y amigos.

En la homilía el padre les recordó que todos somos amados y cuidados por Dios, que celebrar estos 25 años de vida consagrada de nuestras hermanas Romina e Ileana, significa celebrar el amor y la fidelidad de Dios por ellas y por cada uno, y finalmente invitó a hacer nuestras las palabras que el ángel dijo a María: “alégrate que el Señor está y estará siempre contigo”. Después de la celebración Eucarística, compartieron los alimentos en un ambiente fraterno y festivo.

Celebrar su aniversario significó para las hermanas un renovar el sí, confiando como nuestra madre Janer en que Él nos da siempre su gracia, para ser desde lo pequeño de cada día fieles a nuestra consagración.

ÁLBUM COMPLETO



Sagrada Familia de Urgell